martes, 25 de septiembre de 2012

¡¡¡ SOCIO TIENE CLUB DE FANS !!!

Pues sí, niños y niñas, socio recibe cartas y dibujos de sus fieles seguidores, y él os está muy pero que muy agradecido.
 ¡¡¡No os cortéis en enviar vuestros propios dibus niñ@s y así uniros a su club de fans!!!

domingo, 16 de septiembre de 2012

BOAM Y LOS MICRORRELATOS

Hace muchos, muchísimos años, en un país tan lejano que ya no me acuerdo, vivía un niño llamado Boam. Boam vivía con sus papás y amigos en un poblado y todas las noches se sentaban alrededor del fuego de una hoguera para contar cuentos. El que mejor contaba los cuentos era el más anciano del pueblo, y todos le llamaban Maestro.
El Maestro había observado que Boam no prestaba demasiada atención a las historias, se levantaba, iba y venía, molestaba a los demás y cuando le preguntaba qué cuento había contado nunca sabía responder.
Así que el Maestro le mandó llamar y le preguntó:
- Boam, ¿acaso es que no te gustan las historias que cuento cada noche?
- Bueno, sí. Pero es que son muy largas y me aburro un poco, - respondió el niño Boam.
El Maestro le dijo que ya se podía ir y se quedó pensando durante todo el día qué solución podía ser la más adecuada para el caso de Boam.
Esa noche ocurrió lo siguiente. Cuando todos se sentaron alrededor de la hoguera, el Maestro contó un cuento, uno que vosotros conocéis muy muy bien: el de El número UNO.
Todos esperaron a que el maestro les dijera lo que realmente era el número UNO. Pero no abrió la boca.
Boam no aguantó más y preguntó:
- Maestro, ¿y qué era el número UNO?
- ¿Tú qué crees, Boam?
Y así poco a poco, fueron construyendo una historia para el número UNO entre todos los habitantes del poblado. Esa noche Boam no se levantó, porque quería ayudar a construir la historia del pobre número UNO.
Y colorín colorado, este cuento se ha.... 
un momento, acabo de recordar como se llamaba ese país: MICRONESIA.
¡Pues claro! ¡No podía llamarse de otra forma!
¡¡Coloretín coloreta este micro se va de fiesta!!

lunes, 3 de septiembre de 2012

BIENVENIDO, SEPTIEMBRE

¡Que levante la mano quien tenga ganas de volver al cole!
Socio ha levantado las 4 patas, y sus amigos también. Están deseando reencontrarse con todos vosotros, ir a clase, aprender muchísimas cosas con los maestros y maestras, comer el bocata en el recreo, jugar con un montón de compis, etc. Pero lo que más deseaba era volver a contar cuentos.
¡Nooo, cuentos no, MICRORRELATOS!
Es cierto, qué despiste. Microcuentos, microhistorias, minirrelatos...
Volvemos a jugar con las palabras, los personajes, los argumentos.
Volvemos a inventarnos el mundo.
¡Volvemos a la carga!