viernes, 30 de noviembre de 2012

TARDE DE MICROS EN VENTA DE BAÑOS (DIPUTACIÓN DE PALENCIA)

El jueves 29 en la biblioteca de Venta de Baños (y gracias a la Diputación de Palencia y a la colaboración del Ayuntamiento de Venta de Baños), los microrrelatos saltaron del baúl directamente a la cabeza de los niños y niñas que nos acompañaron. Os agradecemos vuestra atención y participación. Lo pasamos muy muy bien y esperamos que vosotros también. Y para muestra, un botón:
                                         
                                                            UNO MÁS UNO

Había una vez un número 1 que vivía dentro de un cuaderno. Él creía firmemente que era el cuello de una jirafa. Tenía muchos amigos: otros números uno, el cero y el dos,el tres, el cuatro, el siete, el ocho y el dos mil. También era amigo de los negativos, como el -1.
Cuando sus amigos le dijeron que no lo era, todo careció de sentido. Lloró amargamente (hasta para llorar era el número Uno).
Cuando los números se juntaban iban al parque y a visitar a los números miles. También iban al colegio, a hacer una fila, saltaban de libro en libro y llegaban hasta Valladolid.
A veces iban a contar, a leer, a sumar, a restar, a multiplicar y a dividir. Pero aún así, el número 1 seguía triste, porque no era el cuello de la jirafa.
Un día, se reunieron muchos números en una casa para jugar, porque hacía mucho frío. 
Alguien le dijo: 
- No estés triste. Eres un número 1 estupendo. Cuando te pintas con las pinturas de Gustavo y Rodrigo estás muy guapo y te podemos distinguir entre tanto número Uno. Cuando te juntas con tus amigos puedes formar un montón de números diferentes. Y a mí me gustas mucho.
Y ¿sabéis quién era ese alguien? Era un número Dos disfrazado de Uno.
También había un número 9, que como todos sabéis es policía y le dijo que con todos sus amigos podía hacer grandes cosas. y que no se preocupara, que le iban a regalar un cuadro de una jirafa.
De repente apareció un perro llamado Socio que chupó a todos los números y todos rieron a carcajadas porque les hacía cosquillas.
Y así acaba la historia del número uno, que lloraba y lloraba porque no sabía quién era.

-- Hay quien asegura que Socio, el perro, era un vampiro un poco despistao, pero esa es ya otra historia.


Y colorín colorado....
¡un micro se ha terminado!








NOTA:

hemos retirado las fotos de los niños y niñas con sus dibujos porque faltan algunas autorizaciones por firmar por parte de los padres y madres. Cuando vayáis a la biblioteca y firmadlas los que faltéis y volveremos a colgar las fotos de los pequeños artistas de Venta de Baños.
Muchas gracias.






viernes, 23 de noviembre de 2012

MASTER ASKER

Nuestro segundo micro en inglés, Maestro Preguntón. Quién iba a decir que Ernesto en Inglés se puede decir Ernst, ¿No os parece curioso? Preguntemos a nuestro maestro a ver que nos contesta, él a nosotros, para variar.


MASTER ASKER

Master Asker obvious things he says. 

There`s a wooden box which weights like a dragon. 

Two suited up dragons, to Ernst`s wedding they go. 

Ernst is important, for that fancy they go. 

Content and happy they go, for happily ever after they`ll be. 

And crayons and gifts in the wooden box they`ll place. 

My favorite present is the colorful color. 

Mine an elephant that wears two straps.

lunes, 19 de noviembre de 2012

AUTUMN

Antes de que termine nuestra estación favorita, os vamos a ofrecer los cuatro microrrelatos del otoño traducidos al inglés para vuestro uso y disfrute. Esperamos que sean de vuestro agrado y os resulten útiles.

Agradecer a nuestro buen amigo Donald las traducciones que, con tanto cariño y esmero, nos ha proporcionado.

Si necesitáis a un traductor profesional o unas clases de inglés no dudéis en hablar con él, esta es su dirección de email donaldbello@hotmail.com


AUTUMN

Who has painted the trees of brown and orange?

Who has left me with nothing to do?

Have the kids been from their schools?

And now, what do I do?

Other thing I don`t know what else to do...

sábado, 3 de noviembre de 2012

DON MARRÓN, EL ÁRBOL DE OTOÑO

En mi clase de 5 años, después de analizar el texto y la ilustración, entre todos inventamos este cuento. Para hacer esta historia, decidimos que la primera frase del microrrelato debería aparecer en el medio de ella.

DON MARRÓN, EL ÁRBOL DE OTOÑO

Érase una vez un árbol muy grande y con muchos colores: marrones, rojo, amarillo y naranja. Ese árbol tenía unas ramas muy largas y muy grandes. Tenía unas ramas con forma de ojos, el pelo eran las ramas de arriba, la nariz era el tronco y la boca era una hoja.
El árbol era muy alegre, cantarín , pero a veces se ponía triste y se enfadaba cuando no jugaban con él.
Lo que más le gustaba era: tener hojas, que los niños se escondiesen detrás de él cuando jugaban al escondite y que los pájaros se posasen en sus ramas y cantasen.
Don Marrón, que así se llamaba el árbol, vivía en un parque. Ese parque tenía columpios, un balancín y dos toboganes, uno pequeño, para los pequeños y uno grande. También había muchos árboles a su lado.
Desde donde él estaba, veía a los niños contentos y por eso él estaba siempre contento.
A Don Marrón no le gustaba nada cuando los niños arrancaban sus hojas y mucho menos cuando veía a los niños pegarse.

Un día, sin darse cuenta porque se lo estaba pasando muy bien , llegó al parque el OTOÑO y sin darse cuenta, se quedó sin hojas y entonces muy enfadado dijo:
-¿ Quién ha pintado de marrón y naranja los árboles? 
- ¿ Quién nos ha quitado las hojas?
Entonces Don Ramón se enfadó muchísimo más, cuando miró al suelo y vio que todas las hojas estaban ahí abajo.
De repente apareció un perro que se llamaba Socio y empezó a jugar alrededor de él. Buscaba y rebuscaba algo entre las hojas. Por fin  encontró un hueso muy grande y se puso muy contento.
Entonces Don Marrón también se empezó a poner contento porque aunque no tenía hojas en las ramas, se dio cuenta que, sus hojas servían para formar montones para que los niños jugasen con ellas, saltasen y los perros escondiesen sus huesos. Y supo que en el otoño también se pueden hacer cosas muy divertidas
Y colorín colorado, este cuento del otoño se ha acabado.