domingo, 28 de abril de 2013

MICRO DEL CABALLITO EN GUARDO


DOS BUENOS AMIGOS
Había una vez  una feria que llegó a Guardo. Venía desde muy lejos, de una provincia de Castilla y león. Los niños la estaban esperando impacientes, porque estaban aburridos.
Lo más bonito que había en la feria era un tiovivo maravilloso, grande y resplandeciente. En Guardo vivía un perro llamado Huesitos. Era un perro intrépido, aventurero, pero también un poco tímido.
Se acercó al tiovivo y vio un caballito de madera que tenía su misma edad.
-          ¿Cómo te llamas?
-          Me llamo Zulú.
-          ¿Vienes a dar una vuelta por Guardo?
El caballito saltó encantado y se fue con Huesitos al parque, de paseo al Centro Joven, a la Fuente del Minero y a muchos sitios más.
Pero no habían pedido permiso y cuando la mamá de Zulú se dio cuenta de que su hijo no estaba, salió corriendo a buscarle. Siguió las huellas y les encontró rápidamente. Estaba un poco enfadada y por eso le dijo a Zulú:
-          Estás castigado sin tele, sin nintendo  y sin salir. Ah, y también sin cenar.
Zulú y Huesitos obedecieron y prometieron no volver a irse sin avisar. Por eso mamá les perdonó.
Los dos buenos amigos volvieron a jugar todos los días que estuvo la feria en Guardo.
Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

MICRO DE LA PRIMAVERA EN VILLARRAMIEL


            VIAJE DE LA PRIMAVERA POR UN BOSQUE DE MADRID


Hace mucho tiempo, en un lugar muy lejano, había una mujer, un pájaro y una ardilla.
La mujer se llamaba Vera y tenía el pelo largo y marrón, los ojos verdes y la nariz grande como la torre Eiffel. Le gustaban muchísimo los pájaros y las ardillas, jugar en la nieve, pintar y cuidar de sus flores, mientras las ardillas subían por sus piernas.
No le gustaba quedarse sin hacer nada pero tampoco le gustaba hacer los deberes.
Vivía en un bosque cerca de Madrid. Y un día, oyó una voz que decía:
-          No tengo nada en contra de la Primavera, y me entristece mucho no poderla ver.
Vera decidió seguir la voz a ver quién era. Llegó hasta un río y vio al Sr. Invierno que era un muñeco de nieve.
- ¿Por qué te vas?
- Porque tú tienes que llegar. Pero no tengo nada en tu contra. Y además, este año me voy muy contento porque te he podido ver.
Vera le ayudó a recoger el frío, la nieve, el hielo y se despidió dándole un abrazo.
Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

sábado, 27 de abril de 2013

MICRO DE LA PRIMAVERA EN FRÓMISTA


                       DON INVIERNO DE LAS MANCHAS

Despuntaba el sol en Frómista cuando Manchas se levantó. Era una preciosa cachorra blanca y negra con manchas, con un morro largo y unas orejas caídas.
Le gustaba jugar con la pelota, dar a la gente con el rabo, pasear delante de las puestas de sol y mordisquear la camiseta de los niños. No le gustaba nada bañarse ni que los gatos la persiguieran.
Vivía en el Colegio Pablo Sainz de Frómista. Y siempre que podía asistía a clase de música y educación física.
Un día, escuchó una voz que venía del sonido de los árboles y del viento. Y ¿sabéis qué hizo Manchas?  Como era muy valiente, salió fuera. Y vio al invierno que era un muñeco de nieve, que estaba muy triste y decía:
-          No tengo nada en contra de la Primavera. Y me entristece mucho no poderla ver.
-          ¿Por qué estás recogiendo todo eso?, le preguntó Manchas.
-          Tengo que recoger mis cosas porque va a llegar la Primavera.
El Sr. Invierno estaba guardando el frío, la nieve, las heladas, los chupiteles, el hielo, la lluvia, los abrigos, en su maleta, que era una nube.
-          Me voy al otro hemisferio, - dijo, muy triste.
-          ¿Por qué no te quedas conmigo en el colegio? – preguntó Manchas.- Pondré el aire acondicionado a tope y así podrás ver a la Primavera.
Y entonces pudo ver cómo florecían las rosas, cómo hacía calor, a los niños jugando en el patio y el parque, y fue muy feliz.
Y colorín colorado, adiós que me coy a comer un helado.

viernes, 26 de abril de 2013

MICRORRELATO DE LA PRIMAVERA EN VENTA DE BAÑOS

                                             EL INVIERNO SE TIENE QUE MARCHAR


Había una vez un perro que se llamaba Socio. Tenía manchas negras, orejas grandes y una cola muy grande que movía en círculos cuando estaba contento.
Lo que más le gustaba a Socio era ver las puestas de sol, visitar las estaciones, ir a la biblioteca a leer, ir al bosque y a la montaña a  vivir aventuras y que le cortaran el pelo. No le gustaba nada las cosas violentas como pegarse con otros perros y tampoco le gustaba la primavera, porque le encantaba revolcarse en la nieve.
Socio vivía en una casa de pueblo, cerca de un bosque, con otros amigos perros y juntos disfrutaban de las estaciones.
Cierto día escuchó una voz que venía del bosque y que decía:
-          No tengo nada en contra de la Primavera. Y me entristece mucho no poderla ver.
Socio se acercó, pero no vio a nadie. Pudo distinguir una casa con nieve y se dio cuenta de que era el Sr. Invierno, que estaba recogiendo sus cosas.
Recogía los carámbanos, la nieve, el agua, el frío, los esquís, los gorros y las bufandas.
-          ¿Por qué te vas?, dijo Socio.
-          Porque viene la Primavera y yo tengo que irme al otro lado del mundo. Nos tiene que traer flores, sol, calor, plantas, bichos, insectos palo, avispas y muchas cosas más.
Socio le dijo al Sr. Invierno, que podía dejar algo de recuerdo para la Primavera.
Así que Socio le llevó a la Primavera un poco de nieve y un gorro y la Primavera le dio una hoja verde al Sr. Invierno.
Socio estaba muy contento porque se quedó con un poco de nieve.
Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

miércoles, 24 de abril de 2013

MICRORRELATO DE LA PRIMAVERA EN TORQUEMADA


                  Por fin se conocen Violeta y Nevao

Había una vez, hace mucho tiempo una niña llamada Violeta. Tenía el pelo largo y liso, sus ojos eran verdes y tenía unas pestañas muy largas y también verdes. Su nariz era amarilla y muy bonita y sobretodo llamaba la atención su  boca porque  la tenía muy grande.
A Violeta le encantaba que llegase la primavera porque así podía oler las flores, pasear a su perro Tobi y revolcarse con él en la hierba.
Violeta y su perro Tobi, vivían en Torquemada, muy cerca del campo. Desde donde vivían, podían ver y oler flores, árboles, hojas y también podían ir a un lago, llegar  a un río y atravesar el puente. Les encantaba correr detrás de las mariposas y coger mariquitas para que les contasen los dedos y después dejarlas volar.
Un día que Violeta y Tobi estaban tumbados en la hierba descansando, escucharon una voz que decía " No tengo nada en contra de la primavera, y me entristece mucho no poderla ver".
Violeta y Tobi, al principio se asustaron mucho, pero después como les encantaba correr aventuras, decidieron seguir el camino hasta llegar al lugar de donde procedía la voz.
Allí se encontraron con Nevao, el invierno,  que era un árbol con nieve en forma de cara y entonces Violeta se acercó muy despacio y le preguntó muy bajito:
- ¿ Qué te pasa?, ¿ por qué estás tan triste?
- Porque quiero ver a la Primavera- dijo Nevao, levantando un poco la cabeza.
- Si soy yo, dijo Violeta sonriendo de oreja a oreja, con su gran boca.
- ¿ Eres TÚ de verdad ?- dijo el invierno
- Sí.  No ves que estoy feliz ,que tengo nombre de flor, tengo las pestañas verdes y sobretodo, no ves que tengo una sonrisa amarilla como el sol.
 Entonces sucedió que, el Señor Invierno, de nombre Nevao, dejó de llorar porque vio a la Primavera. Nevao había conocido a la primavera, que era su gran deseo y entonces se hicieron amigos.
 Nevao estaba contentísimo y  decidió dejar de recuerdo una nube de nieve a su amiga la Primavera y Violeta a cambio  le dio una flor con una hoja a su amigo el Señor Invierno para que la guardase.
Los dos estaban  contentos y felices. Pero, de repente, Nevao,  el invierno empezó a desaparecer porque se tenía que ir a otro país ( imaginaros a qué...).

Y colorín colorado este micro hecho cuento se ha acabado.




                                            

CELEBRACIÓN DEL DÍA DEL LIBRO CON MICRORRELATOS EN EL FRANCISCO ARGOS

Con motivo del Día del Libro, los niños y niñas de 1º y 2º de Primaria del Francisco Argos de Venta de Baños, motivados por sus tutores Ana y Carlos, hicieron un microrrelato y desarrollaron una historia a partir de imágenes que dan miedo, en concreto, unos ojos dibujados por el ilustrador Gustavo Rebollar.
Nos han prometido que van a  contar cómo fue la experiencia.
Por mi parte, como siempre, agradecer a Ana y Carlos el interés por trabajar actividades nuevas para el desarrollo de la imaginación y el fomento de la lectura con sus alumnos y alumnas y enseñarnos cómo lo hacen.


                                La historia comienza a partir de estos ojos...



Los niños y niñas del colegio, aseguran que son del malvado Barba Azul...

sábado, 20 de abril de 2013

MICRORRELATO DE LA PRIMAVERA EN LA BIBLIOTECA DE VILLAMURIEL

                                               El sueño de Rosa

Érase, hace mucho tiempo, en un lugar muy lejano, una niña que quería ser PRIMAVERA.
Esa niña, no se llamaba ni Vera, ni Alba, ni Flor, ni Violeta, se llamaba Rosa. Tenía nueve años, era muy alta  y su pelo era castaño. Lo que más llamaba la atención , era que tenía los ojos rasgados y parecía que era China. Y  la verdad es que, Rosa había nacido  allí, pero muy pronto se vino a vivir a España, por eso tenía de esa forma sus ojos.
Rosa vivía en un chalet de Calabazanos, que estaba muy cerca de un bosque. Lo que más le gustaba hacer era: ir con su hermana a coger castañas, hacerse pulseras con flores, hacer deporte y sobre todo le encantaba soñar.
Un día, mientras estaba en el bosque haciendo todas esas cosas, escuchó una voz que decía: " No tengo nada, en contra de la Primavera.... Y me entristece mucho, no poderla ver".
Rosa, sin dudarlo, fue hasta el lugar de donde venía la voz y allí, encontró al Señor Invierno, diciendo esas palabras y agachado,  recogiendo sus cosas en una maleta. Rosa le ayudó a meter en la maleta: el frío, la nieve, el hielo, carámbalos, mucha ropa de invierno como el abrigo, la bufanda, el gorro y muchas cosas más.
Como le vio tan triste, Rosa decidió contar su sueño al Señor Invierno. Se acercó a él y le dijo:        " Me gustaría convertirme en Primavera" y en ese mismo instante, algo mágico pasó porque en aquel lugar empezaron a aparecer flores, hierba, pájaros cantando...
Y lo más sorprendente de todo fue que,  Rosa , poco a poco,  se fue transformando en un precioso árbol de Primavera.
Y COLORÍN COLORADO ESTE MICRO, HECHO CUENTO, SE HA ACABADO.


miércoles, 17 de abril de 2013

SESIONES EN BIBLIOTECAS DE LA PROVINCIA DE PALENCIA

Con motivo del Día del Libro y gracias la Diputación de Palencia, durante la segunda quincena de abril, nuestra asociación, El Lampo, va a realizar sesiones de microrrelatos, en algunas de las bibliotecas de la provincia de Palencia.
La experiencia consiste en inventar historias a partir del análisis del texto y la ilustración de uno de los microrrelatos de nuestro libro " No nos cuentes cuentos, cuéntanos microrrelatos...".
Os vamos a ir contando las historias que se van inventados los niños y niñas de nuestra provincia. Y además os mostramos los dibujos que los ilustradores hacen de la historia que se inventan.
Esperamos que disfrutéis, tanto como nosotros y valoréis la imaginación de todos ellos.
Por último, queremos agradecer a todas las personas responsables de las bibliotecas, a las que acudimos, su colaboración y su acogimiento.

viernes, 12 de abril de 2013

BASES PRIMER CONCURSO DE MICRORRELATOS EN VENTA DE BAÑOS


Bases Primer Concurso de Microrrelatos
Organiza: A.C. El Lampo
Colabora: Excmo. Ayuntamiento de Venta de Baños
La semana fantástica del
Microrrelato
1. Podrán participar todos aquellos niños y niñas que lo deseen y que estén empadronados en venta de
baños, con hasta dos microrrelatos por autor.
2. Se establecen dos categorías:
A. De 3 a 6 años
B. De 7 a 13 años.
3. El/los trabajo/s serán inéditos y nunca premiados anteriormente.
4. El tema del concurso será libre.
5. Los trabajos se presentarán por cuadruplicado en tamaño din-a4 y tamaño de letra 12, a doble
espacio por una sola cara. Podrán ser escritos a mano, con letra perfectamente legible.
6. Los escritos deberán tener un título y la letra A/B según la categoría por la que participes y no tienes
que firmar. En un sobre adjunto tienes que poner el título y dentro una nota con tu nombre y
apellidos, fecha de nacimiento, dirección y teléfono, (modo plica).
Además, tienes que acompañar tu trabajo con una nota firmada de un adulto (padre, madre o tutor)
que te autorice a concursar.
7. Las obras se entregarán en la biblioteca municipal de Venta de Baños, en horario de 17:00 a 20:00 h
de lunes a viernes.
8. El plazo de admisión se abre el 12 de abril y finalizará el día 19 de abril de 2013 a las 20 h.
9. El jurado será elegido por la organización y su composición será comunicada durante el acto de
entrega de premios.
10. Los premios están dotados de un lote de libros y material escolar.
A. primeros premios categorías a y b. lote de libros y material escolar por valor de 60 euros y
diploma.
B. menciones especiales de las categorías a y b. libro y diploma.
11. Los autores ganadores tendrán que recoger su premio personalmente durante un acto de entrega de
premios que tendrá lugar en la Biblioteca municipal de Venta y que será comunicado a los
ganadores y difundido a través de los cauces comunes con suficiente antelación.
12. El fallo del jurado será inapelable y cualquier interpretación de las bases se someterá a su arbitraje.
13. Los originales no premiados podrán ser recuperados a partir de la fecha de entrega de los premios y
dentro de un plazo de treinta días.
14. La participación en este certamen implica la total aceptación de las presentes bases.

martes, 9 de abril de 2013

HISTORIAS A PARTIR DEL MICRO DEL INVIERNO.

Antes de las vacaciones de Semana Santa, estuve. en la clase de 4 años del colegio Francisco Argos, con su profesora Marta.
Analizamos la ilustración, el texto y decidimos inventar una historia con todo lo que dijeron y vieron.
Su profe Marta colgará el cuento tan bonito que se inventaron. 
Les doy las gracias por permitirme entrar en su aula para imaginar y crear historias. Me lo pasé fenomenal, y espero volver muy pronto con la primavera.